Suscríbete a nuestra Revista Digital

  • Fundación Surjoven

ALTAS EXPECTATIVAS

Actualizado: mar 25

La clave en la motivación de nuestros estudiantes


Las altas expectativas son la clave para motivar a los estudiantes en los procesos de enseñanza – aprendizaje, nos referimos con claridad a las expectativas del proceso educativo ( transmisión de valores y saberes ).



Nuestros educadores deben ser capaces de crear en sus alumn@s conciencia respecto de sus capacidades, de sus talentos y habilidades que pueden desarrollar y potenciar.


En este proceso es muy importante el rol que juegan padres y apoderados, vienen a reforzar mucho del trabajo que se desarrolla a nivel de aula, aunque ellos también pueden potenciar esta “ cultura “ de las Altas Expectativas desde casa.

1. ¿Cómo reconocemos las altas expectativas?

Tenemos muchas interpretaciones posibles de las expectativas en educación, pero les invito a reflexionar y quedarnos con la siguiente:

Expectativa (palabra derivaba del latín exspectátum, que se traduce como mirado visto ) a la esperanza de realizar o cumplir un determinado propósito.


La expectativa finalmente se puede traducir en el resultado de la combinación del trabajo riguroso, la paciencia, la capacidad de crear, de la colaboración y el pensamiento.


Podemos señalar algunas características (Joanne Foster ) que son parte de la esencia de las Altas Expectativas:


La Justicia

Las mejores expectativas se adaptan perfectamente a las personas que cumplirán con éstas. Son expectativas consideradas justas o adecuadas, es decir, un desafío apropiado (ni muy fácil, ni muy difícil), relevante y factible dentro de un tiempo establecido.mirado visto) a la esperanza de realizar o cumplir un determinado propósito.


Participación

es útil saber de quién es la expectativa (padres, profesores, estudiantes… ). Además, se debe incluir a los estudiantes en el diseño de sus propias expectativas, de alguna manera se empoderan. ¡Sí! Los estudiantes también pueden establecer expectativas basados en sus capacidades, su actitud, su confianza y el apoyo que esperan recibir de otros.


El Respeto

Sin una expectativa despierta algunos sentimientos negativos como la rabia o la aprehensión, afectará el cumplimiento de esa expectativa. Por eso, es importante tener en cuenta las respuestas emocionales de los estudiantes.

Que valga la pena el esfuerzo: las expectativas que no se pueden realizar, son frustrantes porque el estudiante se rinde al intentar alcanzarlas. Por eso, las que son alcanzables motivan y harán que valga la pena el esfuerzo.

2. ¿Qué hacer cuando una expectativa no fue adecuada?

Existen dos aspectos que se deben considerar cuando hemos errado en la expectativa:


La Comunicación

padres, profesores y estudiantes pueden hablar sobre las expectativas sin culparse. Culpar no vale la pena, lo más importante es corregirla para que se convierta en una expectativa más adecuada.


La Flexibilidad

Padres, profesores y alumnos debemos tener la flexibilidad para cuestionarnos los plazos de cumplimiento. A veces, los estudiantes tienen que experimentar situaciones inesperadas, por eso, un niño que lo intenta pero no logra cumplir las exigencias por estas dificultades, puede ser guiado y apoyado sin ser culpado.



3. Si los estudiantes se rebelan, tiene dificultades o posponen las cosas, ¿cómo se pueden motivar para que perseveren?

Esto tiene que ver con la actitud, asegura la profesora Foster. La respuesta depende según la disposición que tenga el alumno de continuar y eso tiene mucho que ver con las elecciones que tomen con respecto a las expectativas. Ellos son los responsables de escoger cómo responderán a una expectativa que no es adecuada para su edad o capacidad. Frente a esto, igualmente es clave ofrecer motivación, retroalimentación constructiva, apropiada, directa y honesta. Esto ayudará a que los alumnos sigan el camino y se empoderen para tomar buenas decisiones que les permitan cumplir metas. El apoyo viene en muchos formatos. Algunas formas de hacerlo es respondiendo preguntas, escuchando, demostrando determinación y creando relaciones cercanas de confianza.


4. ¿Cómo pueden los padres y profesores ayudar a los niños para que desarrollen expectativas más positivas?

Una expectativa positiva es motivante y los adultos pueden ayudar a los más jóvenes a ser optimistas. Para lograrlo hay tres estrategias que se pueden aplicar. Lo primero es respetar las preferencias de los niños, la segunda es celebrar los grandes y pequeño logros y la tercera es crear una zona de confort para que se sientan cómodos aprendiendo, creando y maximizando el esfuerzo. Ellos deberían tener tiempo para co-crear altas y significativas expectativas que los emocionan.

Lee nuestra revista aquí.


Y nuestras ediciones anteriores disponibles aquí


#altasexpectativas #liderazgo #coaching #comunicación #motivación #estudiantes